Con el fin de dar cumplimiento por parte de las empresas a la resolución 666 del ministerio de salud en donde se indica que las empresas deben desarrollar un proceso de vigilancia para detectar trabajadores enfermos o con síntomas respiratorios y generar un canal de comunicación directo con los trabajadores, además de tener un control eficiente del cumplimiento de la ejecución de los protocolos estipulados durante el tiempo de permanencia en las empresas.